La convivencia diaria con el riesgo, hace que en muchas ocasiones estemos tan familiarizados con este, que no lo detectamos ni lo valoramos.

Leer más...

Cuando debemos montar un andamio, siempre nos falta material de un lado, y nos sobre de otro, o bien, no sabemos dónde debemos colocar las diferentes piezas que nos aporta el alquilador o no disponemos ni del manual de instrucciones de montaje.

Leer más...

 

Adicionalmente a los requisitos de formación definidos en el Artículo 19 de la Ley 31/1995 LPRL, también encontramos una serie de requisitos legales en cuanto a formación en lo que respecta a la utilización de equipos de trabajo por parte de trabajadores, independientemente del sector de actividad, contenidos en el artículo 5 del RD 1215/1997:

Leer más...

 

Sólo aquellos productos que en su proceso de fabricación y ciclo de vida producen poca incidencia en el medio ambiente son merecedores de esta distinción.

Las etiquetas ecológicas son fruto del creciente interés que muestra la sociedad en general por preservar el medio ambiente. Este distintivo permite que los consumidores y usuarios puedan escoger las opciones que reducen los efectos ambientales adversos, contribuyendo así a un uso eficaz de los recursos y a un consumo responsable.

Leer más...

 

En las modificaciones que introduce el único artículo y anexo del RD 2177/2004, que modifica el RD 1215/1997, donde se establecen las disposiciones mínimas de seguridad y salud laborales para la utilización por los trabajadores de equipos de trabajo, en materia de trabajos temporales en altura, se observa que:

TODOS LOS TRABAJADORES DE TRABAJOS VERTICALES SEAN NOVELES O EXPERIMENTADOS TIENEN LA OBLIGACIÓN DE RESCATAR.

Leer más...

 

El Origen de la obligación del empresario de garantizar la formación a sus trabajadores en materia de PRL lo encontramos en el Artículo 19 de la Ley 31/1995 de Prevención de Riesgos Laborales.

"1. En cumplimiento del deber de protección, el empresario deberá garantizar que cada trabajador reciba una formación teórica y práctica, suficiente y adecuada, en materia preventiva, tanto en el momento de su contratación, cualquiera que sea la modalidad o duración de ésta , como cuando se produzcan cambios en las funciones que desempeñe o se introduzcan nuevas tecnologías o cambios en los equipos de trabajo.

Leer más...