La convivencia diaria con el riesgo, hace que en muchas ocasiones estemos tan familiarizados con este, que no lo detectamos ni lo valoramos.

Cuando encima se trata de riesgo de caída en altura, las medidas preventivas a disponer deben estar correctamente colocadas, saber qué disponer y hacer un buen uso de las mismas.

Pero aún más fundamental, ¿sabemos cuando estamos trabajando en altura?

Sorprendentemente, muchos de los trabajadores que se encuentran en las obras no saben que se considera trabajo en altura si trabajamos sobre una escalera o un andamio. Tampoco consideran trabajos en altura si se han dispuesto de medidas preventivas tales como barandillas, redes, incluso si ya disponen de arnés y punto de anclaje, muchos ya presuponen que no hay que prestar más atención. Cierto que se ha minimizado, sin embargo, ¿sabemos dónde colocarnos?, donde sujetarnos, las barandillas están adecuadamente colocadas, y las redes bien ancladas, ¿estamos realmente seguros? Para resolver estas dudas, el empresario debe formar a sus trabajadores según las exigencias del RD 2177/2004, por el que se establecen las disposiciones mínimas de seguridad y salud para la utilización por los trabajadores de los equipos de trabajo, en materia de trabajos temporales en altura.

Desde e-SCENTIA deseamos que la formación aporte un valor real para la empresa, y nuestras formaciones se adaptan a las necesidades de cada empresa y de sus trabajadores, por eso hicimos unos cuestionarios de reflexión sobre sus realidades diarias, sobre las soluciones existentes, las mejoras y aprovechamientos de los recursos implantados. Vimos cómo había que cambiar su mirada frente al riesgo de caída en altura y a pie de obra pusimos en práctica lo que habíamos comentado sentados frente a los dossieres y las imágenes proyectadas.

Agadecemos a la empresa Solduct la confianza depositada en nuestro saber hacer.