Adicionalmente a los requisitos de formación definidos en el Artículo 19 de la Ley 31/1995 LPRL, también encontramos una serie de requisitos legales en cuanto a formación en lo que respecta a la utilización de equipos de trabajo por parte de trabajadores, independientemente del sector de actividad, contenidos en el artículo 5 del RD 1215/1997:

"Artículo 5. Obligaciones en materia de formación e información

De conformidad con los artículos 18 y 19 de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, el empresario deberá garantizar que los trabajadores y los representantes de los trabajadores reciban una formación e información adecuadas sobre los riesgos derivados de la utilización de los equipos de trabajo, así como sobre las medidas de prevención y protección que hayan de adoptarse en aplicación de este Real Decreto."

Definiéndose el concepto de equipo de trabajo en el mismo RD 1215/1997 como: "cualquier máquina, aparato, instrumento o instalación utilizado en el trabajo".

Además, nos añade una obligación específica de formación para equipos de trabajo automotores en su Anexo II:

"2. Condiciones de utilización de equipos de trabajo móviles, automotores o no.
La conducción de equipos de trabajo automotores estará reservada a los trabajadores que hayan recibido una formación específica para la conducción segura de esos equipos de trabajo. "

 

Sería de aplicación esta exigencia, por ejemplo, a los operadores de carretillas elevadoras, plataformas elevadoras, puentes grúa, maquinaria de movimiento de tierras, compactadores de rodillo, extendedoras de asfalto, "dumpers", camiones de recogida basura urbana, barredoras, camiones pluma, tractores, maquinaria agrícola, ... y en definitiva cualquier equipo automotor utilizado para realizar un trabajo.

 

Posteriormente una modificación del R.D. 1215/1997 a través del R.D. 2177/2004, nos añade nuevas obligaciones en formación en la utilización de equipos de trabajo, en este caso por la realización de trabajos temporales en altura, derivando de este RD 2177/2004 obligaciones concretas de formación específica, por ejemplo, en trabajos de montaje de andamios o para realizar trabajos verticales de posicionamiento mediante cuerdas.

 

Desde e-SCENTIA deseamos que la formación no sea sólo un puro trámite de cumplimiento de los requisitos legales, sin aportar un valor real para la empresa.

Por eso trabajamos con el objetivo claro de ofrecer una formación que dé además un valor añadido en la capacidad técnica y aptitud de nuestros alumnos, yendo más allá que el simple cumplimiento de la normativa, aportando una competitividad estratégica para la empresa.