Esta Ley tiene principalmente dos objetivos: por una parte, conseguir una sociedad inclusiva y accesible que permita avanzar hacia la plena autonomía de las personas, evite la discriminación y propicie la igualdad de oportunidades para todos, especialmente para las personas que tienen discapacidades; por otra parte, actualizar y facilitar un marco normativo propio, más ágil en materia de accesibilidad, adecuado a las directrices internacionales, europeas y estatales, en ejercicio de las competencias de la Generalitat.

 Esta Ley tiene por objeto:

a) Establecer las condiciones de accesibilidad necesarias para los espacios de uso público, los edificios, los medios de transporte, los productos, los servicios y los procesos de comunicación garantizen la autonomia, la igualdad de oportunidades y la no-discriminación de las personas con discapacidad o con otras dificultades de interacción con el entorno.

b) Integrar en el marco normativo de Catalunya las condiciones básicas de accesibilidad, de acuerdo con las directrices internacionales y estatales.

c) Promover la utilización de productos de soporte a la accesibilidad que mejoren la calidad de vida de las personas con discapacidad o con otras dificultades de interacción con el entorno.

Esta Ley entra en vigor el 5 de noviembre de 2014 y deroga la Ley 20/1991 de Promoción de la accesibilidad y de supresión de barreras arquitectónicas.