Hay que creer en las capacidades existentes de las que dispone la mujer para, su desarrollo laboral como técnic@s. Las mujeres podemos, del mismo modo que el hombre, ofrecer esas habilidades y aplicar los conceptos absorbidos en la etapa de aprendizaje.

La dinámica que se encuentra hoy en día en los países desarrollados tiende a la solicitación de la participación de la mujer en el campo de las carreras técnicas, todo ello, por el aporte de su enfoque, a pesar de los estereotipos que arrastra la mentalidad de épocas anteriores y barreras socio-culturales sujetas a condicionantes históricas. A día de hoy podemos afirmar que existe una galopante incorporación cuantitativa y cualitativa de presencia femenina en trabajos de carácter técnico, aunque no alcance la paridad.

Gastón Morales, especialista en neurocirugía, ha demostrado que la estructura cerebral  otorga ciertas ventajas visibles a la mujer, por ejemplo, las mujeres claramente tenemos el córtex prefrontal mucho más desarrollado que los hombres, el cual se encarga de las conexiones conectivas y ejecutivas; en la activación de cada una de las amígdalas cerebrales de las mujeres, tiende a activarse la parte izquierda  más orientada a los detalles y procesamientos internos; las mujeres aplicamos las neuronas espejo de tal manera que empatizamos e invitamos a la reflexión, factor muy relevante en el proceso del aprendizaje; y la proporción de materia gris y blanca en nuestro cerebro de mujer se interconecta para lograr mayor integración y asimilación, si lo comparamos con la del hombre.

Es por ello que como mujeres aportamos diversidad y enriquecimiento a la profesión mediante nuestra minuciosidad en el trabajo, capacidad de trabajar en diferentes niveles, pragmatismo cotidiano llevando a la resolución de las cuestiones, eficacia de nuestro trabajo mediante la coordinación/organización con una capacidad luchadora indudable, y de manera diferente, las mujeres enfocamos el espacio y nuestro entorno, lo que impacta en la producción de nuestra labor en nuestro trabajo.

 En definitiva, nuestra genialidad como mujeres reside en nuestra capacidad multitarea, somos respetuosas, cuidadosas, y con mentalidad no individualista, así como una gran visión de conjunto y una mirada más amplia. Así que con nosotras ganamos tod@s!

Lucia Corrionero - Arquitecta técnica e-SCENTIA GLOBAL, SLU