Cuando decidí estudiar una carrera técnica, especializada en el sector de la construcción, mi padre me miró sorprendido y calló, mi madre se preocupó mucho y durante algunos días refunfuñó, pero cuando comprobó que había abonado la matrícula vio que realmente estaba decidida.

Terminé mis estudios y tal y como era, una persona tímida e introvertida, enseguida me di cuenta que estaba yendo de cabeza al fracaso y tuve que romper esta barrera personal (los que me conocéis pensaréis y con lo que hablo ahora!!)

En mi desarrollo profesional he encontrado todo tipo de empresas, compañías de trabajo, jefes y subordinados, algunos me han ayudado en mi posicionamiento profesional, de otras trabas y más trabas, pero en general mantener un liderato profesional dentro de la obra me ha sido fácil, no tanto dentro de la estructura empresarial, aún así, la perseverancia, la lucha continua, la dedicación, el amor por el trabajo, el enfoque hacia el servicio y siempre estar, demostraron mi liderato silencioso y mi empoderamiento.

Mi hermana pequeña, cuando se decidió a estudiar una carrera técnica también del mundo de la construcción, fue abrazada y apoyada por toda la familia.

Con estas palabras quiero agradecer a todas las mujeres luchadoras del mundo, conocidas y desconocidas, así como a los hombres igualitarios, el haber abierto una brecha en el camino para la igualdad, facilitar nuestro trabajo y deciros que no estáis solas, continuamos el camino hacia la igualdad y el empoderamiento femenino para hacer grandes cambios junto a nuestra sociedad.

Teresa Mª Cano Rodríguez

Directora ejecutiva e-SCENTIA GLOBAL, SLU